Páginas

sábado, 14 de julio de 2012

Llegó el paso siguiente

La técnica de la transferencia (o transfer), permite combinar infinidad de diseños impresos tanto en color como en blanco y negro, con una gran variedad de soportes: papel, madera, cristal, porcelana, metal, tela...

Aunque me daba un poco de miedo al principio ya que nunca lo había hecho y no sabía cómo iba a quedar, decidí realizar una transferencia sobre tela. La idea era decorar un cojín, uno inspirado en estos preciosos cojines de Inma.

En primer lugar, escogí un tejido que me gustaba, muy ligero, tipo lino y de color teja. Hacer un cojín es muy sencillo, basta con recortar dos cuadrados de tela del tamaño adecuado, dejando un pequeño margen para las costuras.

Imagen para realizar una trasferencia sobre tela
Imagen para realizar una trasferencia sobre tela
En segundo lugar, elegí el motivo a transferir. Es necesario imprimirlo con una impresora láser y en modo espejo. Hay muchísimos diseños de este tipo en Internet, no te pierdas el blog de Graphics Fairy.


Transferencia sobre tela
Transferencia sobre tela







Después, presenté el motivo sobre la tela, le di la vuelta al papel y con un algodón impregnado en disolvente muy escurrido, fui frotando sobre el papel hasta que la imagen pasó a la tela. Con la plegadera terminé de frotar la imagen del papel sobre la tela, para que pasara la mayor cantidad posible de tinta.

Con la intención de fijar la tinta tanto como fuera posible, planché la tela, sin utilizar vapor y poniendo entre la plancha y la tela un recorte de papel de horno.

Cojín con transferencia y puntilla
Cojín con transferencia y puntilla
Seguidamente, cosí los dos cuadrados de tela enfrentados entre sí y dejando un pequeño espacio sin costura por el que dar la vuelta al cojín. Una vez volteado, introduje el relleno y terminé de coser el hueco reservado. Y finalmente, cosí la puntilla que había hecho anteriormente, pensando en este cojín.

Ya tenemos un cojín para embellecer cualquier rincón. Muchas gracias a las amigas blogueras que comparten sus maravillosas ideas con todos nosotros y que han sido mi inspiración.

10 comentarios:

  1. Te ha quedado pecioso, espectacular5 la puntilla, un cojin divino.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Me alegro de que te guste.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El transfer es un bicho que te pica.....y se te mete el veneno para siempre, jajaja
    Estupendo trabajo!
    Muchas gracias por tu visita, Mer , eres muy bienvenida. Y ahora, yo, también me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu bienvenida y por tu apoyo blogueril, me encanta conocer a tantas personas con gusto por las manualidades y con inquietud por aprender, y sobre todo, por compartir conocimientos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El cojín está muy bonito pero la puntilla,son palabras mayores,preciosa!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Precioso!!!
    Qué disolvente se usa para transferir?
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francis.
      Pues simplemente utilicé aguarrás, del normal de toda la vida para limpiar la pintura. Por cierto, el olor que deja es muy fuerte, luego lo tienes que dejar airearse un poco.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola acabo de encontrarte googleando, una preguntita cuando lavas la prenda no se sale??

      Eliminar
    3. Hola Adriana.
      He de confesarte que aún no lo he lavado, los tengo en un banco en un lugar poco transitado y nadie los toca. Será cuestión de hacer alguna prueba.
      Un saludo.

      Eliminar

¿Qué te ha parecido la idea?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...